El poblamiento pasiego ( parte II )

Posada Bernabales El poblamiento pasiego ( parte II ) image 1

Que los Montes del Pas fueran casi ámbito privativo del poder de los monteros de Espinosa, no quiere decir que otras jurisdicciones próximas no tuvieran derecho de pasto en los montes del pas, puesto que los vecinos valles de Toranzo y Carriedo también llevaban allí sus ganados, pero Espinosa ostentaba el derecho de recaudación sobre los mismos y a ella pagaban los pasiegos sus diezmos y demás tributos.

Fue la independencia religiosa la que primero apuntó un cambio de rumbo en esta situación. Durante cinco siglos desde la donación, no hubo parroquias en los montes del pas y los pasiegos iban a enterrar a sus muertos y a recibir los sacramentos a Espinosa. El clero de los valles bajos empezó a exigir los diezmos ( que los percibía la abadía de Oña) de los vecinos de los montes del pas para la iglesia de Castañeda, a la vez que los propios pasiegos empezaban a pleitear para establecer iglesias propias. Las tres localidades pasiegas: San Pedro, San Roque y Ntra. Sra. De la Vega, seguían siendo
consideradas como parroquias dependientes de Espinosa y también pagaban diezmo a la abadía de Oña. En el siglo XVII tuvieron lugar varios pleitos entre Espinosa y las poblaciones pasiegas.
La emancipación definitiva de los asentamientos de San Pedro del Romeral, San Roque de Rumiera y Ntra.Sra.de la Vega respecto de la villa burgalesa de Espinosa y del Valle de Carriedo fue en 1689 al recibir el privilegio de concesión del título de Villa, con el consiguiente derecho a designar a su alcalde mayor y sus propias autoridades, lo que provocó su independencia administrativa.
Para entonces las aldeas pasiegas habían podido recomprar, unos años antes, la jurisdicción a Carriedo, obteniéndola para sí finalmente.  Desde El catastro de Ensenada de 1753, empieza a gestarse el paisaje pasiego original, al abandonarse el pastoreo extensivo y comenzar a generalizarse la práctica de ” la cerrada” , es decir, el cerramiento de las parcelas conformándose su estructura en prados y cabañas y configurándose el sistema técnico, productivo y territorial pasiego. ( Ver Parte I )
Pas, Pisueña y Miera. Los Valles pasiegos. Jose Manuél Carral. Edita: Mancomunidad de los valles pasiegos. ISBN: 9788495210364. DL: SA-830-2007