Posada Bernabales LAS REALES FABRICAS DE ARTILLERIA DE LIERGANES Y LA CAVADA

LAS REALES FABRICAS DE ARTILLERIA DE LIERGANES Y LA CAVADA

Pocos vestigios nos quedan de lo que en otro tiempo fue un espledoroso complejo industrial, no se si por que nunca fueron bien vistas en la comarca o simplemente por que el tiempo suele ser aliado del olvido, pero de las fabricas de cañones de Lierganes y La Cavada, poco se sabe entre la poblacion.
Fundadas y dirigidas por lo que hoy conocemos como Belgas, estuvieron en marcha mas de 200 años. Se fundieron unos 26.000 cañones utiles, mas municion y algunas piezas para construccion civil (escudos, columnas,…) Se consideran los primeros altos hornos de España y tuvieron que pasar 100 años para que en la localidad de Ronda se pusiesen en marcha los segundos.
Lo que si nos ha llegado hasta nuestros dias, es el paisaje desolador que dejaron las talas masivas que se llevaron a cabo. 10.000.000 de arboles cortados o podados para producion de carbon vegetal, 150.000 Ha de bosque, bosque que no se recupero de tal sobreexplotacion.
En 1834 una enorme riada,de ese Miera que tantas veces hemos visto bravo, se llevo por delante los hornos y todo lo que se encontro a su paso, dando la puntilla a unas fabricas en declive despues haber conocido la gloria.

No tuvieron distinta suerte aquellos Flamencos o Balones que crearon y dirigieron la fundicion durantes tantos años. Nunca fueros aceptados por la poblacion local, que veian peligrar su condicion de hidalguia por los favores que los extranjeros ganaban de la corte por su condicion de trabajadores de las reales fabricas. Hasta tal punto que se les llamaba “rabudos” y nos se les dejaba ostentar ningun cargo publico.

Sirvan estas letras para despertar un poco de curiosidad por lo que fueron unas fundiciones unicas en su epoca, muy importantes en el conjunto de circustancias que hicieron de España una potencia mundial en aquellos tiempos.
 Recomendamos encarecidamente, la visita al museo dedicado a estas fabricas que encontraremos en el pueblo de La Cavada, puesto en marcha por un grupo de entusiastas con mucho esfuerzo y poco reconocimiento. Tambien recomendamos la lectura de las publicaciones que existen al respecto, destacando las realizadas por J. Alcala Zamora y Quipo de LLano y mas recientemente por Jose Manuel Maza.